lunes, 27 de mayo de 2013

Taller ¿Para qué sirve un agente literario?

El pasado miércoles celebramos con algo de nervios y mucha ilusión nuestro primer taller. Nos estrenamos con ¿Para qué sirve un agente literario?, taller magníficamente impartido por Roser Herrera, directora de la agencia literaria Letras Propias.


©Ylenia Biancini de Letras Propias
Asistió un público variado y muy interesado en las nuevas tendencias de la edición. Algunos eran autores que ya habían publicado alguna obra, pero cuyo primer contacto con el mundo de la edición les había resultado frustrante, en parte por la falta de escrúpulos de algunas mal llamadas "editoriales". Otros se habían autopublicado y habían adquirido conciencia de las dificultades que implica gestionar toda la cadena de la edición de un proyecto a solas. También hubo asistentes que habían recibido propuestas de edición cofinanciada (o directamente financiada) muy próximas a la estafa. 


©Ylenia Biancini de Letras Propias
También asistieron autores conscientes de que, por suerte o por desgracia, en el mundo editorial de hoy ya no  basta con escribir bien (como si eso fuera poca cosa....): actualmente el escritor debe tomar las riendas de su obra desde el principio, adentrándose en campos que desconoce al no ser un profesional del mundo editorial, del marketing o de las redes sociales. 

En el taller Roser hizo un excelente y necesario repaso (no demasiado halagüeño, por cierto) del estado actual del sector editorial. Habló de las distintas vías de las que dispone un autor y de lo que implica decidirse por una u otra. También dedicó una parte importante del taller a los engaños en los que se puede ver envuelto un autor. Desgraciadamente, publicar hoy en día es muy difícil, y muchos autores aceptan condiciones que no son las habituales en el mercado por desconocimiento del sector y, por qué no decirlo, porque la ilusión por publicar a veces juega malas pasadas. Nos explicó, por ejemplo, que no es práctica habitual del sector que el autor tenga que pagar por las correcciones del manuscrito. Invitó a los asistentes a ponerse en guardia frente a tales propuestas y que, si aun así acepta firmar condiciones semejantes, debe ser consciente en todo momento de lo que hace. 
©Ylenia Biancini de Letras Propias
Roser proporcionó numerosos ejemplos surgidos de su experiencia profesional sobre cuál es el mejor modo de dirigirse a un agente, de atraer su atención y de evitar ciertos errores frecuentes. ¿Es posible ganarse de entrada la consideración de un ocupado agente si se le envía un correo  electrónico plagado de errores? 

Los asistentes hicieron numerosas preguntas, aportaron sus experiencias personales, hicieron comentarios sobre los casos de sus compañeros y pidieron orientación a Roser sobre su propia situación. Es decir, le sacaron el máximo partido a la oportunidad de poder hablar  con una agente literaria. Eso es precisamente lo que buscábamos en Lectures al Jardí al organizar este taller.


©Ylenia Biancini de Letras Propias
Con la presencia de Roser Herrera confirmamos la idea que ya teníamos cuando decidimos iniciar nuestra serie de talleres en Lectures al Jardí: si cada vez más el autor va a ser responsable de manera integral de su obra, no sólo de escribirla, sino también de (auto)publicarla y de promocionarla, es sumamente importante que disponga de la mayor información posible sobre las nuevas tareas en las que se va a ver envuelto. De lo contrario, todo el esfuerzo de escribir una novela puede quedar en nada.


©Ylenia Biancini de Letras Propias
Si queréis saber con más detalle los temas que tratamos en el taller podéis consultar aquí la presentación de Roser Herrera.

A ella queremos agradecerle muy cordialmente su participación en nuestro primer taller y os emplazamos a todos vosotros para el siguiente, que anunciaremos bien pronto. 

Mientras tanto, no dejéis de seguirnos en nuestra página Facebook y en twitter